Cultura

Historia del cómic: Jacques Martin, autor de Alix y Lefranc

Historia del cómic. Jacques Martin

Jacques Martin, es uno de los autores más famosos del cómic franco belga (una de las tres corrientes del cómic mundial junto a la japonesa y estadounidense) y de la historia del cómic en general. Cuando murió en 2010 había vendido quince millones de copias de sus cómics. Es principalmente conocido por ser el creador de la serie Alix (creada en 1948) y Lefranc (creada en 1952), aunque también colaboró en Tintin. Uno de sus personajes ha dado lugar al mejor cómic del mundo según muchos expertos: Alix Senator es una serie de aventuras históricas francesas creadas por el diseñador Thierry Démarez y la guionista Valérie Mangin.

Biografía de Jacques Martin

Nacido en Estrasburgo en 1921, Jacques Martin descubrió muy pronto el cómic a través de los grandes álbumes de Buster Brown y Richard F. Outcault, publicados por la editorial Hachette. Es en el reverso de estas páginas donde hizo sus primeros dibujos; la mayoría de ellos representando aviones (su padre era aviador) o figuras medievales.

Su pasión por el dibujo nace al mismo tiempo que su amor por la historia. Su caótica infancia la pasó cultivando estos dos «jardines secretos», trabajando incansablemente para dominar las técnicas de dibujo. Sin embargo, ansioso por ingresar a las Bellas Artes, con el fin de hacer del dibujo una profesión, no logró realizar plenamente este sueño. Recibió una educación puramente de dibujo técnico, aunque él mismo reconoció más tarde su utilidad para crear perspectivas impresionantes, sin referentes en la historia del cómic.

Momento cumbre en la historia del cómic: La escuela de Bruselas

Historia del cómic. Jacques-Martin. Alix a caballo.
Alix a caballo.

Jacques Martin es uno de los tres principales representantes de la llamada escuela “Bruselas”. Los otros dos son Hergé el creador de Tintín y Jacobs, por supuesto. La crítica ha reunido legítimamente la obra de estos tres autores que, además de frecuentarse y colaborar en múltiples ocasiones, comparten un ideal artístico hecho de realismo, integridad y rigor.

Media generación separa a Jacques Martin de los otros dos autores de la escuela de Bruselas. No empezó a publicar hasta 1946, en el semanario Bravo donde creó, algo por casualidad, Monsieur Barbichou. Durante los siguientes tres años, multiplicó colaboraciones efímeras con publicaciones de Bruselas y Valonia combinando el arte del cómic y el de la ilustración.

Incapaz de cumplir con todos sus compromisos, un diseñador gráfico llamado Leblicq lo ayuda con los decorados y el color de sus cómics. De esta asociación nace el seudónimo de Marleb, obtenido por contracción de Martin y Leblicq. Esta colaboración termina después de un año, pero Jacques Martin continúa usando este apellido enmascarado.

Otras series de Jacques Martin

Hasta 1948, alterna series realistas con series humorísticas. La primera historia dibujada para Bravo es Lamar, el hombre invisible, que es muy similar a Flash Gordon cuyas aventuras también aparecieron en el semanario. En el proceso, creó Oeil de Perdrix, un nuevo héroe cuya primera aventura, Le secret du Calumet, se publicó directamente como un álbum. Casi al mismo tiempo, escribió otra serie de comedia, la primera historia de la cual se llamó Le Hibou gris y que fue prepublicada simultáneamente en dos diarios belgas. Reanudado al año siguiente en un semanario (Story), le dio una secuela, Le Sept de Trèfle, que puede considerarse como un primer borrador de lo que será La Grande Menace. Todavía en el mismo intervalo de tiempo, aparece La Cité Fantastique, una tira cómica sobre el tema de la guerra.

Tintín se adelanta a Alix

En 1946, Jacques Martin concibió un proyecto de periódico para jóvenes al que bautizó como Jaky. Desafortunadamente, el número uno del semanario Tintín estaba a punto de salir, reuniendo a una impresionante gama de grandes autores. Jaky terminó en el fondo de un cajón.

Nacimiento de Alix, el predecesor de Alix Senator

Alix Senator, serie sucesora de Alix
Alix Senator, serie sucesora de Alix

Mientras continúa sus colaboraciones con Bravo y Story, Jacques Martin trata de entrar a trabajar para el Journal de Tintin. Fue en 1948 cuando creó el personaje de Alix, proponiéndolo de inmediato a Raymond Leblanc, futuro director del Journal de Tintin.

Alix el intrépido aparece en serie en el periódico de 7 a 77 años, del 16 de septiembre de 1948. En 1950, Jacques Martin contrata a su lado a un joven ayudante (para rotulación y coloración), Roger Leloup, que se convertirá más tarde incluso en un autor de cómics, creando el personaje de Yoko Tsuno. Posteriormente, es el turno de Michel Demarets de unirse al grupo.

Las tres primeras aventuras del joven héroe romano se suceden a un ritmo constante, sin interrupciones, recorriendo ciudades romanas por todo el imperio. Después de Alix el intrépido, Le Sphinx d’Or y L’Ile maudite deleitan a los lectores. Pero al final del tercer título de la serie, Jacques Martin abandona temporalmente a Alix para centrarse en una trama decididamente contemporánea protagonizada por un reportero. Ante la insistencia de su editor de entonces, Jacques Martin traspuso a Alix y Enak al siglo XX, dando como resultado el tándem Lefranc-Jeanjean. Siendo Alix de origen galo, su alter ego moderno solo podía ser un Frank, de ahí su nombre.

Jacques Martin entra a trabajar para Hergé

Desde la publicación de La Grande menace (1953), las historias de Alix y de Lefranc aparecen alternativamente. En 1953, Hergé le pidió a Jacques Martin que colaborara en sus estudios. Negándose a abandonar a sus dos ayudantes, Jacques Martin se integra con Leloup y Demarets en el equipo del padre de Tintin. La participación de Jacques Martin duró diecinueve años en los que trabajó en varias historietas de Tintín con, entre otros, Bob de Moor, sin abandonar a Alix y Lefranc ya que vivieron respectivamente siete y tres nuevas aventuras. Una etapa apasionante de la historia del cómic.

Durante la década siguiente, la que siguió a la separación de los estudios, Jacques Martin creó a un ritmo mayor, publicando nueve títulos en la serie Alix (desde El Príncipe del Nilo hasta El Emperador de China) y cuatro en la de Lefranc (De las puertas del infierno al arma absoluta), y creando dos nuevas series Jhen y Arno. Mientras tanto, Jacques Martin ha cambiado de editor. Así es como Alix y Lefranc van a Casterman antes de unirse a Jhen.

Reconocimientos de Jacques Martin

Historia del cómic. Jacques Martin dibujando
Jacques Martin dibujando

En 1984, Jacques Martin recibió la insignia de Chevalier des Arts et des Lettres, en la inauguración de una exposición dedicada a Alix, en la Capilla de la Sorbona. En 1986, las ediciones Casterman restauran la versión original de la primera aventura de Alix, Alix el intrépido, en gran formato, para celebrar los cuarenta años de historietas de Jacques Martin. Al año siguiente, se lanzó otro álbum gigante llamado L’Odyssée d’Alix.

En marzo de 1989, El Caballo de Troya fue galardonado con un cómic de oro en el primer Salón del Cómic europeo en Grenoble. Al mismo tiempo, el El autor crea nuevas colecciones con un personaje que vive en la antigua Grecia. La colección Les voyages d’Orion será así publicada por ediciones Orix. Otro personaje también verá la luz: Kéos, dibujado por Jean Pleyers, en los álbumes Osiris (Bagheera 1992) y Cobra (Helyode 1993).

En la editorial Glénat, Jacques Martin continuó con el diseñador Jacques Denoël la serie Arno que había creado en los años 80 con André Juillard. Ya en 1999, Kéos se incorporó al catálogo de Casterman. En esta ocasión se reeditaron los dos primeros álbumes y se publicó por primera vez Le veau d’or, elaborado en 1994.

La última aventura en la historia del cómic de Jacques Martin: la serie de Loïs

A los 82 años, entusiasmo e inspiración intactos, Jacques Martin inauguró una nueva serie de Loïs, puesta en imágenes por Olivier Easter. «Sin duda habría emprendido esta nueva aventura antes, admite Jacques Martin, pero todos son conscientes de los problemas oculares que acaban con mi actividad como dibujante. Así que me llevó algo de tiempo, no solo manejar esta nueva situación que afecta a mi serie existente, sino también encontrar el colaborador ideal para lanzar una serie para la que no había referencias en mi trabajo».

Después de haber formado a su alrededor un equipo de jóvenes diseñadores, Jacques Martin se preocupó por hacer que continuaran la serie que creó. Por tanto, los proyectos son numerosos y, para muchos, están en curso. El 21 de enero de 2010, murió en Suiza Jacques Martin uno de los mejores dibujantes de la historia del cómic franco belga.


Quizás te interese leer sobre el Palacio de Medina Azahara en Córdoba.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *